Aplicaciones móviles

El desarrollo de aplicaciones móviles es similar al desarrollo de aplicaciones web, y tiene sus raíces en el desarrollo de software más tradicional. Una diferencia fundamental, sin embargo, es que las aplicaciones (apps) móviles a menudo se escriben específicamente para aprovechar las características únicas que ofrece un dispositivo móvil (teléfonos inteligentes o tabletas). Por ejemplo, una aplicación para juegos podría escribirse para aprovechar el acelerómetro del iPhone, las funcionalidades de teclado touch o simplemente la adaptación de una pantalla de horizontal a vertical.

Estos dispositivos no abren una amplia gama de nuevos desarrollos con nuevas tecnologías o tendencia de desarrollo, aquí mencionamos algunas de estas tendencias:

  • El Internet de las Cosas Gana más Terreno
    Los últimos avances en el ámbito del Internet de las Cosas (IoT) nos han permitido controlar diferentes dispositivos utilizando nuestros smartphones. El resultado de esto son hogares inteligentes, edificios inteligentes, transporte inteligente, asistencia sanitaria inteligente y muchas otras innovaciones. El Internet de las Cosas ofrecerá más oportunidades en el desarrollo de apps para acelerar las operaciones, reducir costes y mejorar la ciberseguridad. En 2020, se utilizarán más de 8 billones de dispositivos IoT, y se espera que esta cifra aumente todavía más rápido.
  • AR y VR se hacen cargo de Nuevas Industrias
    En los últimos años, la Realidad Aumentada (AR) y la Realidad Virtual (VR) han revolucionado la industria del desarrollo de aplicaciones móviles. Sobre todo en la industria del entretenimiento, los juegos y las redes sociales, han visto aumentada su popularidad. En este 2020 se espera que ambas tecnologías se hagan populares (aún más), en varios sectores como la sanidad, la ingeniería, la venta al por menor, o la inmobiliaria, entre otros, aquí les mostramos la tendencia que se espera para el año 2022 del 200% más.
  • Más Apps On-Demand
    Las aplicaciones on-demand (bajo demanda) ya son un clásico entre las nuevas tendencias, pero como se mueven sin esfuerzo con cada progreso tecnológico, siempre son una tendencia para el futuro. Si nos fijamos en el mercado actual, hay un sinfín de ideas para aplicaciones on-demand que permiten lanzar un nuevo producto o servicio de forma fácil y eficiente. La cuestión es que queremos ser atendidos más rápido que nunca en nuestra vida diaria, lo que nos lleva a todo tipo de servicios de apps «al estilo Uber», como limpieza, compras, pago de tarifas de aparcamiento, pedir un taxi, etc. Además, se espera que cada vez más empresas lancen aplicaciones bajo demanda para clientes ya existentes y nuevos.
  • Crecimiento de la Inteligencia Artificial
    Aplicaciones líderes como Siri, Cortana, Alexa o Google Assistant también nos facilitan el día a día. Tareas como leer, enviar mensajes o buscar información en Internet son asumidas por las capacidades de Inteligencia Artificial (AI) de estas aplicaciones. Además de los individuos, las empresas también notan los beneficios y la conveniencia de la AI. Durante este año, el número de aplicaciones en forma de chatbots y asistencia personal probablemente aumentará.
  • La Influencia de las Apps para Wearables
    Una reciente actualización de CCS Insights muestra que el número de dispositivos vestibles (wearables) se triplicará a nivel mundial en 2019 en comparación con el año 2015. La tecnología que se puede usar ahora va más allá de contar el número de pasos que das, o de medir tu ritmo cardíaco. Piensa en aplicaciones de salud que ayudan a controlar una enfermedad o afección a través de tu smartphone. Con la creciente demanda de dispositivos vestibles como relojes inteligentes, relojes de fitness o cámaras portátiles, el desarrollo de aplicaciones vestibles, sin duda, también recibirá un impulso. Además, la demanda de desarrolladores de aplicaciones vestibles para crear aplicaciones de salud innovadoras también está creciendo.

Las aplicaciones forman cada vez más parte de nuestra vida diaria. Desde simplemente ordenar comida, hasta controlar los dispositivos del hogar. Las posibilidades son infinitas. Puesto que nos estamos acostumbrando cada vez más a pagar todas las compras en línea con aplicaciones de pago y de forma fácil, el enfoque en la privacidad y la seguridad también está aumentando. En 2019 se prestará atención a esto cuando demos el siguiente paso en el desarrollo de aplicaciones móviles con estas tendencias.